ENERGÍA TERMOSOLAR, ¿QUÉ ES?

Actualmente, la consideración de tener un planeta más verde o renovable es una de las mayores inquietudes de las población. El crecimiento económico y desarrollo va ligado a un aumento de las tasas de contaminación, y desde los propios gobiernos de cada país se están buscando métodos para reducir esta contaminación y prevenir el cambio climático. Un método que se encuentra al alza es, la energía termosolar.

Pero, ¿Qué es la energía termosolar?

 

La energía termosolar o energía solar térmica, considerada como una de las energía más avanzadas y beneficiosas, de nuestros tiempos.

Consiste en el aprovechamiento de la energía del Sol para generar calor, de tal manera, que se puede producir agua caliente, calefacción, energía eléctrica, etc. Para obtener esta energía, es necesario instalar unos colectores que absorben el calor, lo almacenan y lo distribuyen. El proceso para crear energía termosolar se lleva a cabo a través de tres niveles obtención:

 

COLECTORES DE BAJA TEMPERATURA

Placa termosolar

La placa solar plana es la más representativa de este nivel, se basa en instalar un panel, que absorbe las rayos solares o infrarrojos, y está conectado con un termotanque de 150 o 200 litros de capacidad. El proceso que se genera es el conocido como termosifón, mediante el cual se produce una diferencia de temperaturas de los líquidos. Este mecanismo es usado, mayormente, en unidades domésticas y residenciales, aunque también es posible instalarlo en unidades industriales pero con un mayor número de módulos. Los elementos necesarios que intervienen en una instalación son:

  • Paneles solares
  • Circuito hidráulico
  • Intercambiador de calor
  • Acumulación
  • Bombas de circulación

El porcentaje de consumo energético de agua caliente en viviendas y hospitales se encuentra en un 20%. Por tanto, es un sistema a través del cual podemos reducir costes, con el consiguiente ahorro energético y disminución de emisiones de CO2.

 

COLECTORES DE MEDIA TEMPERATURA

Los colectores de media temperatura, requieren niveles de calor entre 100ºC – 250ºC. Las instalaciones de temperatura usan varios diseños, los más comunes son: glicol a presión, drenaje trasero, sistemas de lote y sistemas más nuevos de baja presión tolerantes al congelamiento que usan tuberías de polímero que contienen agua con bombeo fotovoltaico.

 

COLECTORES DE ALTA TEMPERATURA

Consiste en plantas energéticas, que concentran la radiación solar a través de espejos, de tal forma que se generan altas temperaturas mediante una tecnología llamada energía termosolar de concentración, produciendo energía en mayor cuantía y distribuyendola a las diferentes unidades.

A medida que la temperatura aumenta, hay dos formas de conversión. Hasta 600 °C, las turbinas de vapor tienen una eficiencia de hasta 41 %. A partir de los 600 °C, las turbinas de gas pueden ser más eficientes. Las temperaturas más altas son problemáticas y se necesitan diferentes materiales y técnicas.

También las altas temperaturas hacen que el almacenamiento de calor sea más eficiente, ya que con la actual tecnología, el almacenamiento de calor es mucho más barato que el almacenamiento de electricidad De esta forma, una planta puede producir electricidad durante el día y la noche.

Existen dos tipos de plantas termosolares:

 

  • Diseño parabólico
  • Diseño de torre
  • Alumbrado público
Publicado en Blog.